Acné y calidad de vida – Acné y psicología

La carga psicológica asociada con el acné, se ha descripto hace años por Sulzberger y Zaidens:

“No hay probablemente ninguna enfermedad que cause más trauma psíquico, más inadaptación social y entre padres e hijos, más inseguridad general, sentimiento de inferioridad que el acné vulgar”.  A pesar de la aceptación general de las consecuencias psico-sociales del acné, la medición de su efecto sobre la calidad de vida (CDV) ha comenzado en los últimos años.

En la práctica clínica, la comprensión de cómo la vida de un paciente se ve afectada por el acné, puede ayudar a seleccionar el tratamiento más adecuado para ese paciente mejorando su calidad de vida.

Aunque el acné es a veces considerado como poco importante en comparación con otras condiciones médicas, la morbilidad asociada es significativa.

Estudios recientes informaron que la autoestima de los pacientes con acné es mas baja que la media de adolescentes sin acné.

Es mas su padecimiento es comparado con aquellos enfermos de asma, epilepsia o artritis.

Los adultos con acné han experimentado efectos emocionales y funcionales como ser el enojo o la ira permanente y sobre todo las mujeres han disminuido sus relaciones sociales con tendencia al aislamiento y la depresión.

Es importante destacar que no siempre se correlaciona la gravedad del ácne con la disminución de la calidad de vida.

EN LA ACTUALIDAD EL ACNÉ PUEDE CURARSE. ES OBLIGACIÓN DEL DERMATÓLOGO INDICAR EL TRATAMIENTO QUE EN EL MENOR TIEMPO SOLUCIONE ESTA ENFERMEDAD.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *