Acné y Rosácea

El acné y la rosácea son dos de las más frecuentes enfermedades de la piel.

Tienen en común la presencia de pápulas y pústulas en el rostro, una situación que puede llevar a diagnósticos erróneos por quienes no están familiarizados con el espectro completo de estas enfermedades.

Sin embargo, sus diferencias son más numerosas y pronunciadas que sus similitudes.

Los pacientes con acné tienden a tener piel grasa. Los comedones (puntos negros) son comunes. En casos más severos, los pacientes desarrollan quistes y nódulos que pueden curar dejando cicatrices.

Las lesiones son a menudo observadas en el pecho, espalda y brazos, así como el rostro. Los pacientes son generalmente más jóvenes (adolescentes) que las personas con rosácea.

La rosácea suele comenzar después de la edad de 30 años con picos de entre 40 y 50 años de edad. Las lesiones suelen limitarse a la parte central del rostro, los comedones están ausentes y no presenta cicatrices. La rosácea esta comúnmente asociada con eritema difuso,enrojecimiento y rubor. Puede haber telangiectasias prominentes y se puede observar el compromiso ocular. si la enfermedad avanza sin el correcto tratamiento puede comenzar a deformarse la nariz cuadro que se conoce como rinofima.

Tratamiento Ácne – Tratamiento Rosácea.

A pesar de que son enfermedades diferentes hoy contamos con un arsenal terapéutico capaz de resolver eficientemente estas dos enfermedades.

lo mas importante, es no perder tiempo y comenzar rápido un tratamiento correcto siempre en manos de un Dermatólogo.

Desde hace mas de 20 años nos dedicamos a resolver estas 2 enfermedades.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *