Historia del peeling

Historia
Los primeros en realizar peelings fueron los Egipcios, quienes usaban emplastos de aceite animal, sal y alabastro o los baños de leche utilizando el ácido láctico.
Los Turcos utilizaban el fuego para inducir una exfoliación leve y en la India mezclaban orina con piedra pomex para producir ligeras abrasiones sobre la piel
El uso en dermatología comienza en 1882, P. G. Unna comienza a utilizar el ácido salicílico, resorcinol, fenol, a. Tricloroacetico (TCA)

En 1903, George Miller Mackee utiliza fenol en cicatrices, este se populariza en la primera guerra mundial

En las décadas del 30 y 40 en Los Angeles comienzan a darle nuevos usos a los peelings utilizandolos para tratar arrugas y cicatrices.

A fines década 70 Van Scott y Yu inician los estudios sobre alfa hidroxiacidos
Y en 1980, Stegman, realiza comparaciones histológicas de los distintos exfoliantes para observar los verdaderos efectos comparativos de unos sobre otros.

Consideraciones anatómicas para la aplicación de peelings:

La piel de la cara difiere de las demás regiones del cuerpo por la cantidad de unidades pilo sebáceas, sobre todo en la nariz y la frente.

La dermis de las superficies extensoras es en general mas espesa que en las superficies flexoras.

En las manos las alteraciones cutáneas por fotoenvejecimiento pueden ser mayores que en la cara; El tejido subcutáneo y la dermis son mas finas pudiendo significar que el uso de un mismo agente químico para estas dos zonas sea destructivo.

La dermis del dorso tiene colágeno mas denso y aunque puede ser mas resistente que otras áreas del cuerpo pueden desencadenar cicatrices posteriores a exfoliaciones profundas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *