Celulitis, como tratarla

Muchas mujeres viven continuamente frustradas por que no resuelven su problema de celulitis, la fantasía general de que se puede curar con dietas, tomando agua, evitando los ejercicios o los pantalones ajustados solamente sirven para hacerles perder el tiempo.

El uso continuo de cremas, la ingesta de comprimidos o la realización de tratamientos cosméticos, genera no solamente la perdida de tiempo sino también la de dinero.

El descreimiento se hace dueño de estas mujeres.

Existe un método que logra los resultados esperados y que se indica através de un protocolo de tratamiento, después de haber realizado un meticuloso análisis de la paciente.

Lograr un protocolo de tratamiento eficaz requirió de tiempo y de esfuerzo de un grupo internacional de dermatólogos.

Aquí se transcriben algunas de las condiciones que debe tener un tratamiento para celulitis que sea eficaz:

  • que actúe sobre todos los niveles de celulitis.
  • que bloquee las vías de producción de la misma.
  • que estimule la degradación de grasa, para así reducir su volumen.
  • que active la micro circulación evitando el encharcamiento de sustancias.
  • que reduzca la acidosis intercelular.
  • que bloquee los azucares excedentes, la glicación a nivel cutáneo.
  • que promueva la renovación celular.
  • que active la formación de neocolágeno.
  • que renueve la producción de fibras a través de los fibroblastos.
  • que mantenga la permeabilidad microcapilar.

Estas son algunas de las razones que nos hacen darnos cuenta que para tratar la celulitis habrá una diversidad de principios activos y que solamente un profesional experto podrá dar las soluciones a este problema.

 

Toxina Botulínica

La experiencia hace la diferencia.

Muchas mujeres se quejan de la pérdida total de los gestos después de realizarse tratamiento con la toxina botulínica, quedando con grotescas e indisimulables caras de asombro, cejas diabólicamente elevadas,diferencias en la altura de ambos parpados o sonrisa sardónica.

Todo esto se debe a errores en la concentración de unidades (se coloca mas de lo debido) o elección errónea de los puntos de colocación (se priorizan los esquemas terapéuticos basados en cientos de pacientes y no en la anatomía individual).

En resumen inexperiencia o mal gusto del medico tratante.

Con experiencia, cuidado, estudio de la cara y de los gestoses posible colocar la toxina botulínica en forma natural.

La elección de puntos precisos permite el movimiento, el gesto pero no las arrugas.

La idea es que después de colocarte la toxina botulínica estés mucho mas linda, te veas mas joven, mas relajada, pero que nadie se de cuenta de que hiciste para conseguirlo.

El procedimiento se realiza en consultorio de forma ambulatoria y en sola una sesion.

Previa asepsia se colocan con una aguja de tuberculina, en los puntos previstos, las unidades de toxina botulínica necesarias, este procedimiento puede generar disconfort sobre todo en la frente, ya que la distensión del músculo puede provocar dolor, el paciente no podrá acostarse o tener actividades intensas durante 8 horas, los primeros resultados se ven entre las 48 hs y 96 hs, obteniendo los mejores resultados alas 2 semanas, la duración de la aplicación es de entre 4 y 6 meses.

Se rellenan arrugas con plástico (Diario Critica de Argentina).

Diario Critica de Argentina (6/11/2008)

Se rellenan arrugas con plástico.

Una estética muy peligrosa.

El metacrilato, usado para fabricar muebles, se inyecta como solución para el envejecimiento. Su uso está prohibido. Pero desata polémica.

María Susana. La paciente quiso borrar arrugas de su rostro y terminó con dos bultos en el entrecejo.
Una sustancia derivada del plástico que se utiliza para fabricar muebles, lentes de contacto y ópticas de autos es inyectada por muchos médicos en el rostro del paciente con el fin de lograr levantamiento de pómulos, relleno de surcos o que la nariz se vuelva respingada. Se trata del metacrilato, un polímero que se promociona como solución para problemas estéticos faciales y que tiene resultados perjudiciales.

Al poco tiempo de la segunda aplicación, me aparecieron dos bultos en el entrecejo que me empezaron a molestar. Cuando me hicieron la biopsia resultó que se trataba de esta sustancia, relata María Susana Arce, que quiso corregir un par de líneas que tenía en la frente y terminó con la cara deformada.
Los metacrilatos inyectados se difunden por los tejidos y causan la formación de quistes o fibromas que migran, provocando una reacción inflamatoria que deforma la zona y, en el peor de los casos, produce además necrosis y ulceraciones, explica Fabián Tuysuz Gálvez, médico dermatólogo que hace algunos años comenzó a recibir en su consultorio a pacientes con dificultades similares a las de María Susana.

Existen muchísimas contraindicaciones para la aplicación del metracrilato, pero por comerciantes o por ignorantes, hay colegas que lo siguen usando, asegura Tuysuz Gálvez.

El laboratorio alemán Gerontocare analizó muestras de estos productos y encontró grandes cantidades de monómeros y residuos tóxicos entre sus partículas, señala el profesional. De acuerdo con la investigación realizada es una verdadera catástrofe medicinal.

En el año 2000 la Administración Nacional de Medicamentos prohibió la utilización de esta sustancia en todo el país, según consta en la disposición 1665 del organismo. Fue una medida preventiva ante el ingreso ilegal de la sustancia no autorizada proveniente del Brasil, confió una fuente de la ANMAT a Crítica de la Argentina. Pero posteriormente la Dirección de Tecnología Médica autorizó la importación del metacrilato, fabricado por Nutricel Industria e Comercio Ltda. Hubo denuncias por falsificación del producto y seguramente fueron estas partidas las que provocaron el inconveniente, argumentan desde el ente de control.

Esto demostraría que no tuvieron los controles de calidad adecuados, refuta el dermatólogo. Y agrega: La información sobre los principios activos del metacrilato la podemos encontrar en libros de química industrial y no en textos médicos sobre piel o tratamientos correctivos, por eso es lamentable que se esté usando esa sustancia para aplicar en personas.

POLÉMICA. En otra posición se encuentra el doctor Claudio Pol, especialista en cirugía estética, quien explica que “los metacrilatos constituyen un interesante grupo de sustancias de relleno que ya vienen combinadas con ácido hialurónico, colágeno u otras sustancias y -a diferencia de otros productos- tienen la particularidad de ser retenidos indefinidamente por la dermis, lo que permite la corrección de arrugas, líneas, surcos o el modelado de la cara con un prolongado efecto y permiten obtener excelentes resultados estéticos sin recurrir al bisturí

OPINIÓN

Qué hay que saber antes de entrar al quirófano
Guillermo Vázquez (Especialista en Cirugía Plástica y en Medicina Legal. Secretario general de la Sacper, 2006/07.)

En la carrera de Medicina es necesario aprobar una materia de suma importancia para la formación: Medicina Legal. En esa materia hay un capítulo destinado al Secreto Médico definido como la obligación jurídica, el derecho legal y el deber moral de los profesionales del arte del curar, de guardar silencio sobre todo aquello que vieron, oyeron, descubrieron o realizaron en el ejercicio de su profesión. Legalmente el secreto médico está contemplado en la ley 17.132/67, de ejercicio de la medicina, y en el artículo 156 del Código Penal. La violación del secreto médico es un delito de acción privada, cuya denuncia corresponde a quien se sintiese agraviado u ofendido por dicha revelación injustificada. Un profesional que al ser entrevistado revela detalles sin la autorización de los pacientes incurre en un delito. Es común ver cómo los cirujanos plásticos usan los medios de comunicación para promocionarse a sí mismos pagando notas, ya sea en canales de televisión por cable o abierta, revistas, radios, o cualquier otro medio, manifestando que operó a fulana o mengana.

La mayoría de estos médicos no pertenece a la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica (Sacper), la entidad referente en el país. Para ser miembro hay que tener título de especialista en Cirugía Plástica (muchos no lo son), mantener un programa de educación médica continua (muchos no concurren a congresos, cursos, etcétera) y sobre todo cumplir con el Código de Ética de la Federación Íbero-Latinoamericana de Cirugía Plástica (Filacp) y la Asociación Médica Argentina (AMA). Están también los que se anuncian como cirujanos cosméticos o médicos estéticos. El Ministerio de Salud Pública de la Nación no las reconoce como especialidades médicas. Esos procedimientos deberían ser efectuados por especialistas en Cirugía Plástica únicamente. Cuando una complicación grave de un procedimiento de cirugía plástica toma estado público, nadie evalúa qué profesional lo realizó, pero si nos detuviéramos a corroborarlo, veríamos que habitualmente no pertenecen a la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica. Es importante que la opinión pública conozca que las sociedades u asociaciones nacionales de todas las especialidades médicas reconocidas y acreditadas por el Ministerio de Salud Pública de la Nación son quienes reúnen profesionales idóneos.

Sanciones a médicos que promueven la medicina antienvejecimiento

Mediante la Resolución 1999/2012, los médicos brasileños que recetan terapias para el propósito específico de contener el envejecimiento práctica conocida como “antiaging” estará sujeto a las sanciones previstas en los procesos éticos y profesionales.

En caso de condena, después de una queja formal, puede recibir una advertencia a la revocación de la inscripción que les autoriza el ejercicio de la medicina.

Amplia revisión de los estudios no han demostrado eficacia.

Resolución 1999/2012, aprobado por el pleno del CONSEJO FEDERAL de MEDICINA (CFM), determina la prohibición de la adopción de estas prácticas por los médicos. El texto se basa en una extensa revisión de estudios científicos que concluyeron que no había evidencia científica para justificar y validar la prescripción de estas prácticas.

La nueva norma refuerza la limitación impuesta por el Código de Ética Médica, en vigor desde 2010, lo que también impide el uso de técnicas científicas no comprobadas.

En la resolución también se refiere al contenido de la Resolución 1938/2010, lo que pone de manifiesto la ineficacia de las prácticas ortomolecular con el fin de combatir el proceso de envejecimiento.

Las terapias pueden presentar riesgos tales como la diabetes y el cáncer.

El Coordinador de la Cámara Técnica de CFM Geriatría, Gerson Zafalon Martins, quien coordinó el trabajo que dio lugar a la nueva resolución, advierte de los riesgos que pueden causar tales métodos.

Según él, no hay posibilidad de que la adopción de estas terapias pueden causar daño permanente, incluyendo la contribución al aumento del riesgo de cáncer en algunos pacientes. “Prescripción de hormona de crecimiento para” rejuvenecer “a un adulto que no tiene deficiencia de esta hormona es que lo presente al riesgo de desarrollar diabetes e incluso cáncer”.

Longevidad = cambio de comportamiento

Al evaluar el pleno del CFM, aumento de la longevidad no se sigue un tratamiento específico, sino un cambio de actitud, que incluye la adopción de hábitos saludables (mejor nutrición, el deporte, dejar de fumar y el consumo de alcohol limitado, entre otras cosas ).

“Están vendiendo la ilusión de envejecimiento para personas que no tienen evidencia científica y que pueden ser perjudiciales para la salud. Con la edad y más lento el metabolismo, el consumo de ciertas sustancias puede aumentar el riesgo de diversas enfermedades “, advierte el geriatra Elisa Franco Costa, que colaboró en la investigación de CFM.

La crítica principal: terapia de reemplazo hormonal y antioxidante.

Entre las diferentes técnicas para detener el envejecimiento, la principal crítica de las paradas de CFM en reemplazo de la hormona y la suplementación con antioxidantes (vitaminas y minerales). De acuerdo con el CFM, la adopción de estos métodos no ha generado, hasta la fecha, resultados confirmados por estudios científicos sobre las poblaciones grandes o largo plazo. Además, tal como se emplea en pacientes con hipofunción glandular puede causar efectos adversos que conducen a su desarrollo usuarios de otras disfunciones.

El uso de tratamientos de prescripción inadecuada compromete la salud de los pacientes en riesgo. Este es el mismo entendimiento de otros organismos reguladores, tanto nacionales como internacionales, que están en contra de la manipulación hormonal en sujetos sanos.

fuente: Consejo Federal de Medicina de Brasil