Oro y Piel (dermatitis de contacto)

La dermatitis por contacto al oro, puede ser la responsable de hasta el 10% de los eczemas de contacto que se presentan en la consulta dermatologica.

Los pacientes que más suelen manifestar este tipo de reacción son las mujeres, que cuentan por el 90 por ciento de los casos detectados.

El agente causal de dermatitis de contacto encontrado con mayor frecuencia ha sido el níquel, Sin embargo, se ha comprobado que las alergias a metales pueden no venir solas.

Un 34% de los pacientes con alergia al oro también son sensibles al níquel, mientras que lo mismo ocurre con el cobalto (18 %).

La alergia exclusiva al oro se presenta en tan sólo un 15 % de los pacientes detectados.

Los pacientes alérgicos al oro desarrollan en un 30% una dermatitis en las manos, en un 19 por ciento en la cara y en un 8 % en los párpados.

Dr. Fabián I. Tuysuz Gálvez

Dermatitis atópica e infecciones agregadas

La atopía se caracteriza por una erupción eccematosa, prurito y sensibilidad a los irritantes. Es la enfermedad dermatológica mas frecuente en pacientes pediátricos.Al producirse un daño en la función cutánea, con alteración de la piel, debido a modificaciones en la cantidad y calidad de los lípidos, los pacientes pueden desarrollar infecciones bacterianas secundarias en mayor porcentaje que los pacientes que no presentan atopía.

Estafilococos aureus (SA):

Son los organismos con mas frecuentes. De hecho, hasta el 90% de los pacientes con eccema atópico son colonizados con estafilococos aureus.

La progresión de la colonización a la infección, a menudo se asocia con un aumento del brote atópico. El aumento de la gravedad de eccema se asocia con un mayor nivel de colonización

Herpes virus:

Debido al daño en la función de protección, la inoculación cutánea del virus del herpes simple (VHS) puede ocurrir.

Sobre la base eritematosa se desarrollan las vesículas que se disponen agrupadas los sintomas incluyen fiebre, malestar y linfadenopatía.

El niño puede tener recurrencias en las mismas zonas que habían participado inicialmente. La enfermedad debe tratarse al inicio para evitar su progresión ya que en casos más graves, pueden requerir hospitalización y el uso de antivirales sistémicos.

Moluscos:

Los niños con atopía tienen más infecciones por el molusco contagioso y tienden a tener enfermedad más extendida.

Las lesiones que se observan son pápulas umbilicadas. Las lesiones se pueden propagar por auto inoculación a las zonas circundantes.

Dermatitis atópica

La atopía es una condición hereditaria que predispone a padecer una serie de enfermedades, en su mayoría relacionadas con respuestas mediadas por IgE y alteraciones de la inmunidad celular y de la reactividad vascular.

La dermatitis atópica es un conjunto de anomalías y lesiones cutáneas que aparecen en los individuos atópicos.

La prevalencia de la dermatitis atópica varía de unas zonas geográficas a otras y en general es mayor cuanto más al norte se sitúa el área estudiada y cuanto más alto es su nivel de desarrollo industrial.

En la población infantil pueden encontrarse manifestaciones de la dermatitis atópica, en algún momento, entre un 5 y 10%. No existen diferencias significativas en relación con el sexo.

¿Como se presenta la Dermatitis Atopica?

Las manifestaciones clínicas típicas de la dermatitis atópica se dividen en tres etapas, que suelen denominarse del lactante, infantil y del adulto. Junto a ellas se encuentran otras, con frecuencia llamadas atípicas, a pesar de que muchas, como la xerosis, son muy constantes.

Además, diversas enfermedades cutáneas y extra cutáneas se asocian de forma significativa a la dermatitis atópica.

Manifestaciones:

La división por etapas es muy útil para describir la enfermedad y orientar el diagnóstico, pero la dermatitis atópica puede iniciarse y finalizar a cualquier edad. Los pacientes pueden desarrollar,de forma continuada o con periodos intermedios, lesiones de los diversos estadios o bien desaparecer a partir de cualquiera de ellos. Las lesiones de la fase del lactante son las más frecuentes, seguidas por las infantiles y las lesiones del adulto son las menos comunes.

Lactante:

Suele empezar hacia los cinco meses de vida, pero puede hacerlo antes. Algunos niños desarrollan lesiones de eccema seborreico, que de forma gradual, va adquiriendo el aspecto de la dermatitis o eccema atópico.

La localización más habitual es en la cara, respetando las zonas alrededor de los ojos, la nariz y la boca . Son también frecuentes en el cuero cabelludo, las orejas, el dorso de las manos y las zonas de extensión de las extremidades.

Las lesiones suelen ser pápulas o placas eritematosas y edematosas, muchas veces con erosiones, exudación y costras. Es muy raro que se aprecien las vesículas características del eccema. El prurito es un síntoma constante.

Niños:

Este periodo suele considerarse con un inicio hacia los dos años y un finalizacion entre los siete años y la pubertad. Las lesiones características se observan sobre todo en las flexuras, en especial en los codos y las rodillas, pero pueden aparecer en otras zonas.

En esta fase es más fácil ver lesiones eccematosas con vesículas, pero el intenso prurito hace que enseguida se transformen en erosiones, con exudación y formación de costras.

Adultos:

A partir de la pubertad las lesiones típicas de la dermatitis atópica son lasplacas de liquenificación o liquen simple crónico, consistentes en un engrosamiento de la piel, con aumento de su reticulado normal. Son consecuencia del rascado crónico y es muy frecuente,que sobre ellas aparezcan excoriaciones

Se producen sobre todo en la nuca, el dorso de las manos y los pies, la cara de flexión de las muñecas y las zonas de extensión de las piernas. Muy a menudo coexisten con lesiones de dermatitis flexural, semejantes a las del periodo infantil y a veces con lesiones smilares a las de los lactantes.

Piel seca:

La piel seca o xerosis es un hallazgo casi constante en los pacientes con dermatitis atópica de todas las edades. Se debe a un tr astorno de la composición de lípidos que origina un aspecto de sequedad, cuarteamiento y descamación fina.

Sobre todo en los niños mayores y los adolescentes suele acompañarse de hiperqueratosis en la desembocadura de los folículos pilosos (hiperqueratosis folicular), que es más intensa en los brazosy los muslos.

La xerosis causa también el pliegue o línea de Dennie-Morgan, un pliegue doble y a veces varios paralelos al pliegue palpebral inferior.

Pitiriasis Alba: La mayoría de los casos ocurren en la edad escolar. Son manchas blanquecinas, con una fina descamación, en general redondeadas u ovaladas y de varios centímetros de diámetro

No producen picazon y predominan en la cara y las extremidades.

En ocasiones son precedidas por lesiones eccematosas, pero muchas veces se desarrollan sobre piel,aparentemente sana.

Prurigo atópico: El prurigo es una erupción de pápulas muy pruriginosas, que como consecuencia del rascamiento evolucionan a excoriaciones y ulceraciones en sacabocados, con formación de costras y cicatrices.

El prurigonodular es una variante con lesiones más profundas.

Las lesiones predominan en las extremidades, sobre todo en las piernas y tienen una distribución salpicada. Son raras en lacara.

Acrovesiculosis: Se caracteriza por lesiones vesiculosas en los dedos de las manos y los pies, también pueden aparecer en las palmas y las plantas, acompañadas de prurito,           evolucionan con exudación, costras, descamación y fisuras o grietas. Estas últimas pueden causar dolor.

Dermatitis Plantar Infantil: Suele presentarse entre los tres años y la pubertad es favorecida por el uso continuado de calzado deportivo. En la mayoría de los pacientes se limita al tercio distal de las plantas y la cara plantar de los dedos, donde se aprecia eritema y un aspecto brillante y apergaminado, no exudativo. Puede haber fisuración.

Eritrodermia: Es la forma más grave de la dermatitis atópica.

Se produce un enrojecimiento generalizado de la piel, con intenso prurito, edema, exudación y descamación. Las manifestaciones generales, como fiebre, escalofríos, trastornos digestivos y adenopatías son frecuentes, al igual que las infecciones bacterianas, cutáneas y sistémicas.

Dermatitis Irritativas: Aunque obedezcan a un mecanismo irritativo, químico o físico, algunas de ellas, como la queilitis descamativa o la dermatitis irritativa perioral por la saliva, el eccema del pezón y determinadas formas de dermatitis del pañal, son tan frecuentes y peculiares que deben considerarse entre las manifestaciones clínicas de la dermatitis atópica.

Enfermedades asociadas: Entre las muchas enfermedades que se asocian a la dermatitis atópica, además de las propias, de la constitución atópica, se encuentran las dermatitis por contacto, la alopecia areata, la ictiosis vulgar, el síndrome de Netherton, el vitíligo, el síndrome nefrótico, el síndrome de Kawasaki, la enteropatía sensible al gluten y diversas enfermedades metabólicas, inmunodeficiencias congénitas y cromosomopatías.

Los niños con dermatitis atópica son,además, propensos a determinadas infecciones, sobre todo por virus herpes simple, molusco contagioso y verrugas.

El diagnóstico de la dermatitis atópica se basa en la clínica. Existen diversas pautas de diagnóstico con criterios mayores y menores, que son muy empleadas en estudios epidemiológicos y ensayos clínicos, pero poco prácticas en la actividad clínica diaria.

La histopatología puede ser útil en casos que planteen problemas de diagnóstico diferencial.

Muestra una dermatitis espongiforme (eccema), la mayoría de las veces en un estadio subagudo.

Los datos de laboratorio son inconstantes y poco específicos; muchos de estos niños tienen eosinofilia periférica y elevación de la IgE. La determinación de esta última no está justificada, como tampoco el realizar pruebas con antígenos o de IgE específica si no existen otras manifestaciones clínicas de hipersensibilidad susceptibles de una intervención terapéutica.

Dermatitis seborreica

Afecta el 2% de la población total, es recidivante y más frecuente en los hombres por su estimulo hormonal androgénico,aunque también se puede presentar en niños, puede cronificarse.

Existen factores predisponentes como el estrés.

Se pueden encontrar dos formas clínicas: localizadas y generalizadas.

Entre el 20% y el 40% de los pacientes H.I.V. se asocian con dermatitis seborreicas.

El 80% de los pacientes H.I.V. tienen dermatitis seborreica.

El diagnostico diferencial es con Rosácea.

Las formas de presentación varían de acuerdo a la edad.

La dermatitis seborreica es mas de lactantes; en niños de 8 o 9 meses es mas frecuente la dermatitis alérgica.

Etiopatogenia:

Los mecanismos de producción de la dermatitis seborreica no se conocen aunque podemos destacar algunas presunciones etiológicas, como la presencia de ácidos grasos esterificados, disfunción de glándulas sebáceas, predisposición familiar, factores predisponentes (alimentos, estrés, déficit vitamina B, infecciones por bacterias y/o micóticas, hormonas androgénicas, reacciones autoinmunes también se encuentran en boga las teorías infecciosas en la cual diversos microorganismos pueden ser los productores de esta afección, p. ovale, estafilococo aureus, propione bacterium acnes.