Tratamiento de arrugas con Toxina Botulínica

La experiencia hace la diferencia. Muchas mujeres se quejan de la pérdida total de los gestos después de realizarse tratamiento con la toxina botulínica, quedando con grotescas e indisimulables caras de asombro, cejas diabólicamente elevadas,diferencias en la altura de ambos parpados o sonrisa sardónica.

Todo esto se debe a errores en la concentración de unidades(se coloca mas de lo debido) o elección errónea de los puntos de colocación (sepriorizan los esquemas terapéuticos basados en cientos de pacientes y no en la anatomía individual).

En resumen inexperiencia o mal gusto del medico tratante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *